Como viajar solo

Como viajar solo

Cómo viajar solo es una pregunta que debemos hacernos en algún momento de nuestra vida, es una aventura que no se comparará a ninguna otra que hagas en tu vida. No creas que es algo que hacen solo mochileros o personas que no tienen con quien viajar, es una elección que haces para salir de la rutina y encontrar algo mejor al otro lado.

Viajar solo es tan sencillo como comprar un pasaje de avión o bus. Por más que puedan aparecer inconvenientes estos están en todos los viajes por más acompañado que estés así que anímate a emprender ese viaje y continúa leyendo.

Consejos para viajar solo

Los tips para viajar solo pueden significar que tú viaje irá de maravilla o al menos sabrás que hacer para evitar los peligros a los que cualquier viajero está expuesto durante sus aventuras. La suerte siempre juega un factor en todo por eso te recomiendo estos consejos que te ayudarán incluso cuando tengas la peor de las suertes.

Aumenta tu cautela

Cuando viajas solo por el mundo no tienes otra persona que te cubra la espalda, dependiendo cómo te desenvuelvas en el lugar que visites puede que necesites ser más cauteloso que si viajaras en grupo o en pareja.

El sentir miedo al viajar solo no es malo, al contrario, debes confiar en tus instintos cuando veas un lugar o una persona que no te inspire confianza y alejarte de ahí discretamente.

Investiga el doble

Al estar por tu cuenta debes saber por dónde ir y qué lugares evitar cuando viajas solo a tu destino, esto varía dependiendo de cada lugar que escojas por lo que no se puede decir que haya alguna receta única.

Puedes ayudarte de internet para obtener información de estos lugares o si tienes un poco más de tiempo escribir tus consultas en grupos de Facebook dedicados a viajes. En lo personal me parece mejor despejar todas las dudas posibles en Google antes de usar los grupos porque cuando tienes muchas consultas obtienes menos respuestas y demora más.

No utilices taxis de la calle

Para tomar alguno de los taxis que circulan por las calles tienes que saber el método que usan para cobrar; esto es, si se negocia un tarifa plana antes de subir o si el pago es de acuerdo a lo indicado en el taxímetro (que puede estar descompuesto como no). Aunque suena sencillo, porque lo es, no es necesariamente el método más seguro porque al no conocer la zona donde te encuentras te pueden llevar por calles peligrosas para robarte o dar vueltas para cobrar un precio mayor con el taxímetro.

Es mejor utilizar los taxis de aplicación cuando viajas solo por varias razones, y te puede servir también para cualquier tipo de viaje. Con un taxi de aplicación conoces el monto a pagar por tu recorrido en el taxi además que puedes pagarlo con tarjeta de crédito o débito con lo que te ahorras estar cambiando de divisas. Tienes los datos del conductor y puedes ver el recorrido con tu GPS y puedes compartir dicha información con las personas que escojas para que estén alertas en caso te suceda algo malo.

Escanea tus documentos importantes

En cualquier momento estás sujeto a que te roben o se te pierda tu documento de identidad o cualquier otro documento importante, por más cuidado que tengas es cuestión de suerte. Cuando estás en tu ciudad es fácil recuperar los documentos perdidos, basta con que vayas al lugar que lo emite y pidas un duplicado.

Cuando estás en el extranjero la situación se vuelve más complicada porque la mayoría de las veces no sabes dónde acudir. Para evitar esa mala pasada lo mejor es que escanees y mantengas guardado los documentos que consideres importantes para tu viaje como pasaporte, reservas de hotel, pasajes de avión, etc.

Evita caminar de noche

Hay pocos lugares donde te puedes sentir completamente seguro durante la noche por eso es necesario tener cuidado a la hora de transitar a altas horas de la noche.

El que veas gran variedad de personas durante tu paseo nocturno por un lugar en específico te puede dar la impresión de que es seguro caminar por ahí a esa hora pero hay algo más en lo que debes fijarte.

Para estar totalmente seguro si debes caminar por cualquier lugar debes pensar en cómo regresar a tu alojamiento, por ejemplo si para regresar debes tomar el metro y a dicha hora es un lugar baldío y oscuro ya te puedes imaginar lo que te pasaría.

Razones para viajar solo

¿Por qué viajar solo? Existen varias razones para optar por viajar solo. Aquí encontrarás algunas ventajas que te harán entender por qué es una experiencia increíble que debes vivirla al menos una vez en tu vida y volver a repetirla cuantas veces quieras, te aseguro que no te vas a arrepentir.

Organizar tu propio itinerario

El viajar solo es sinónimo de libertad para manejar tu tiempo como mejor te parezca, a diferencia de cuando viajas acompañado con tu pareja porque tienen que llegar a un consenso de cuáles son los lugares que van a recorrer durante su viaje. Seamos sinceros, a menos que el viaje en pareja cuente con un itinerario ya armado será muy complicado llegar a un acuerdo sobre qué lugares conoces y cuáles no (o simplemente dejarlos para un siguiente viaje).

Algo similar pasa cuando viajas en grupo porque debes seguir la opinión de la mayoría por sobre tus gustos propios, a veces coincidirá con lo que quieres hacer aunque en otras ocasiones tendrás que seguir al grupo porque no te queda de otros.

Esos momentos de inconformidad son los que te motivan a viajar solo para poder organizar tu propio itinerario o simplemente viajar sin tener ningún plan previo sino vives el momento y vas a donde te provoque es ese mismo momento; claro que esto puede variar un poco si durante alguna parte de tu viaje tomas un tour, en ese caso no te queda de otra que seguir su programación pero por todo lo demás eres completamente libre.

Salir de tu zona de confort

Si quieres resultados diferentes en tu vida debes comenzar por dejar de hacer lo mismo que hace todos los días o ¿esperas que algo cambie mientras tú no cambias? En caso sea cierto que quieres ver cambios en tu vida, tienes que salir de tu zona de confort, pero ¿cómo?

De seguro has visto algún video de motivación o alguna charla por las redes sociales, en verdad hay bastante material audiovisual que te hablará de la zona de confort, ni qué decir si buscas la frase por internet. En fin lo que importa, más allá de su significado, es cómo salimos de ella y nos convertimos en personas distintas (y mejores).

El secreto está en forzarnos a hacer algo que nunca hemos hecho y que seguramente no haríamos si estamos en todas nuestras facultades, una forma fácil de hacerlo es comenzar a viajar solo.

Ya sea por miedo, inseguridad, costumbre o cualquier otro motivo el común denominador de las personas opta por viajar con alguien más (o con un grupo) pero viajar solo cambia totalmente tu forma de ver el mundo y aunque te cueste creerlo en este momento te transforma en una mejor persona a la que fuiste antes de emprender tu primer viaje solo.

Somos nuestro mejor compañero de viaje

¿Alguna vez te has puesto a pensar en los requisitos que debe tener tu compañero de viaje ideal? Dentro de los cuales que pasan por tu cabeza en esto momento deben estar la afinidad con la otra persona, el grado en que te conoce, la confianza para guardar hasta tus secretos más oscuros y la cantidad de tiempo que llevas conociendo a dicho compañero.

Se te ocurre alguien que se ajuste mejor a esa “descripción del puesto” que tú mismo. Es decir, nos conocemos de toda la vida, desde antes que tengamos memoria inclusive y has estado contigo mismo en las buenas y en las malas.

Al viajar solo te das cuenta que no hay mejor compañero, sin importar la edad que tengas ni qué tan cerca o lejos estés de tu hogar, eres alguien que no te defraudará ni te dejará solo en el medio de la nada porque tiene otro compromiso que atender, ni cambiará de parecer a último momento. Claro que si nunca has viajado solo no podrás darte cuenta lo maravillosa persona que eres hasta que te atrevas a dar el primer paso.

Conectas contigo mismo y el resto del mundo

En línea con el punto anterior, viajar solo te ofrece la posibilidad de conectar contigo mismo en un sentido espiritual que por más clases de yoga y meditación a las que atiendas no podrás lograr al mismo grado que en un viaje en solitario.

Las clases de yoga y de meditación también son una buena ayuda, eso no lo estoy negando pero si ya se ha vuelto parte de tu rutina diaria y no sientes que conectas con el animal que fuiste en una vida pasada (es broma), será mejor que pruebes irte de viaje a un lugar lejano.

Si a irte de viaje solo le sumas el encanto que trae alejarte de la civilización a un lugar en el medio de la nada para encontrarte a tí mismo verás que tienes mucho por ganar en ese clase de viajes en lugar de preocuparte por cómo te vas a ubicar en una zona alejada.

El conocerte a ti mismo durante el viaje, además de ser una experiencia única dentro de tu desarrollo personal vas a ver que te otorga una mayor sensibilidad con otras personas imposible de lograr de otra forma. No estaría de más decir que el ser uno contigo mismo te vuelve uno más con el resto del mundo.

Conoces otras personas

Cuando viajas con otras personas le dedicas toda tu atención a las personas que viajan contigo. Con esto no digo que dejas de ver los lugares por lo que fuiste en primer lugar sino que si bien te pasean por la ciudad, comunidad, países, etc.; no te preocupar en conocer a ninguna otra persona que se encuentre en el mismo espacio que tú.

¿En algún momento te has puesto a pensar por qué pasa esto? Sin tener que repasar estudios de la conducta humana ni ponernos filósofos basta decir que es más fácil hablar y conocer con personas que ya conocemos (nuestros compañeros de viaje) que con personas extrañas a nuestro entorno, especialmente cuando sabemos poco o nada del idioma que se habla en el lugar al que hayamos viajado.

Cuando viajas solo  tu cerebro da un giro de 360° y es ahí cuando comienzas a sentir la necesidad de interactuar con otras personas, los seres humanos somos sociables por naturaleza y el viajar solo no quiere decir que estés solo, aunque si estás en el medio del desierto o de la selva puede que sí se cumpla.

Yendo al caso general, en una ciudad por ejemplo, siempre encontrarás personas con las que entablar conversación; ya sea que ocurra en una banca, en el transporte público, un restaurante, etc.

Una ventaja inherente a conocer a otras personas es vencer el miedo de hablar con otros, de romper el hielo. Además que formas amistades que pueden durar toda la vida haciendo algo tan sencillo como viajar solo.

Te puedes dar tus gustos

Viajar solo es más que ser el dueño de tu tiempo, también te permite gastar tú dinero de la forma que quieras. Ojo con eso, no estoy diciendo de la “mejor manera”, la forma “más económica” sino que puedes decidir cómo ahorrarlo o cómo derrocharlo sin tener que escuchar a personas que te juzguen por una elección u otra.

Las ventajas de viajar solo son varias como ya te debes estar dando cuenta hasta el momento y aún quedan más motivos para hacerlo, luego de haber ahorrado por tanto tiempo para un viaje que parecía lejano meses atrás pero que por fin puedes vivirlo no debe ser razón para pasar todo momento del día ahorrando en pleno viaje, es cierto que el dinero es limitado y seguro que andas con un presupuesto ajustado pero al menos un día de tu viaje puedes darte un gusto para hacer lo que quieras sin sentir culpa.

Ir a esa función de teatro que solo hay en esa ciudad, comer en ese restaurante lujoso, hacer ese tour tan extravagante que no podrías hacerlo si vas acompañado por temor a que te juzguen por gastar demasiado o simplemente por hacer lo que te gusta, olvídate de todo eso, si viajas solo puedes hacer lo que quieras.

Nadie te conoce

¿Cuántas veces has querido hacer algo alocado en tu ciudad pero te da vergüenza de que alguien te vea? Puedes estar solo pero tienes miedo de que te topes con algún conocido y ahí comienza tu vergüenza otra vez, no importa que tan lejos estés de tu casa, mientras estés en la misma ciudad te puede ocurrir.

Cuando viajas a otro lugar y lo haces solo, es más difícil que encuentres alguien que te conozca lo que te permite deambular sin temor a ser reconocido. Por difícil que te parezca esto incrementa tu moral y disminuye tu temor a hacer cosas que no harías normalmente cerca de tu casa.

Claro que si no te importaba que te reconozcan cuando estabas en tu ciudad, igual puedes ir a un lugar distinto e inventar una historia fantasiosa de tu pasado a alguien que recién acabas de conocer ¿qué importa? No sabe como corroborarlo, aunque si dices que eres un agente secreto dudo que alguien te lo crea.

Aprendes nuevos idiomas

A menos que vayas a un país donde hablan tu idioma vas a tener que lidiar con este asunto en algún momento.

No digo que esté mal sino que la sensación que se siente al tratar de comunicarse con alguien que habla un idioma totalmente distinto al tuyo donde tal vez y solo tal vez la única palabra similar con tu lengua natal sea “no”.

El lenguaje de las señas también ayuda al menos con las cosas más básicas cuando quieres señalar algo para comprarlo por ejemplo. La cara de preocupación también es entendida universalmente en cualquier lugar del mundo y si estás solo ten por sentado que tu cara de susto será mucho mayor que si estuvieras con alguien.

Hasta ahí puedes encargarte de las cosas básicas para tu supervivencia en el extranjero mientras viajas solo pero el asunto no termina ahí. Habrá situaciones en las que tengas que interactuar algunas cosas más complicadas o simplemente puedes aprovechar la oportunidad para aprender algunas palabras en este nuevo idioma.

De seguro a más de uno le ha pasado por la cabeza insultar a su jefe en otro idioma para que no se de cuenta de lo que dices, bueno, esta es tu oportunidad para aprender cómo.

Vives el choque cultural

Viajar solo representa, entre otras cosas, la necesidad de interactuar con otras personas que nunca antes habías conocido tal como ya lo había mencionado antes. Esto implica darte cuenta que la forma de ver y entender el mundo no es igual para todas las personas que lo habitan.

Aunque tú  y las personas que conoces tengan una idea similar de cómo se ve el mundo, puedes ir al otro lado del mundo o un par de horas en carreteras desde tu ciudad y te darás cuenta que las culturas varían conforme varía la ubicación donde te encuentres.

En algunas ocasiones estarás de acuerdo con esa cultura, en otras te parecerá totalmente opuesto a tu forma de pensar y  costumbres. Lo importante es que estés preparado para ese choque cultural y lo aceptes, esto no hará que adquieras las costumbres de los lugares que visites aunque nunca está de más recoger las cosas buenas de cada lugar y concientizarlas como parte de ti, pero te volverá tolerante al cambio.

Recuerda que no viajas con otras personas para refugiarte hablando con ellas, sino que tienes que adaptarte a la cultura que visitas.

Nunca olvidarás el viaje

Antes de viajar solo debes saber que te pasarán muchas cosas durante tu viaje, lo usual es la mayoría seas cosas buenas y algunas malas. Sin importar cuantas experiencias tengas, viajar solo será algo que nunca olvidarás.

Luego de tu viaje en solitario te pones a pensar en todo lo bueno que te sucedió en tu viaje, experiencias que no hubieran pasado si hubieras viajado con alguien más.

A mi opinión personal, lo más memorable es cuando te pasa algo malo y estás en el medio de un país o ciudad lejana donde no conoces a nadie y aún así logras superar por tu cuenta cualquier obstáculo que se te presenta en el camino. Luego de un tiempo dejará de darte un mal sabor de boca cuando lo recuerdes y será una historia más que contarás junto con el resto de tus aventuras a tus amigos y familiares.

Desventajas de viajar solo

El lado oscuro de viajar solo existe, aunque no creo que haya una razón que te impida coger tu maleta e irte por el mundo sin nadie que te acompañe. Aún así nunca está demás conocer los pros y contras de viajar solo.

Ir a los lugares románticos no es lo mismo

Al momento de visitar un lugar romántico si estás viajando te darás que no es lo mismo a que si lo hicieras en pareja. Con esto no quiero decir que debes tachar Paris, la ciudad del amor, de tu listado de lugares que debes visitar solo. Personalmente viajé sin nadie que me acompañe a Paris durante una semana y me lo pasé de maravilla.

La “magia” de ir a estos lugares no es lo mismo y puedes sentirte fuera de lugar cuando a cada paso que das te encuentras con parejas tomándose fotos o simplemente paseando por ahí con quienes dicen que será tu pareja de toda la vida.

Sé que esta parte hablo de los puntos en contra de viajar solo pero si viajas estando soltero no te quedará el mismo recuerdo amargo que si hubieras viajado con tu pareja y luego hubieran terminado la relación.

El hospedaje te puede salir más caro

Al momento que haces una reservación de hotel te encuentras con que la mayoría de habitaciones son dobles, es decir para dos personas así que al momento de reservar la habitación estarías pagando lo mismo que si viajaras acompañado. Sonará a estafa pero es cierto. El lado positivo es que puedes agregar a una persona más a último minuto y no te deberían cobrar más, salvo por algún impuesto que tenga que pagarse por huésped (es un monto bajo)

Si por cosas del destino llegas a encontrar una habitación individual te invito a que hagas el cálculo de dividir el costo de la habitación doble entre dos y verás que tu habitación individual cuesta cerca de 30% más que el resultado de la división anterior.

Una forma de ahorrar en hospedaje al momento de viajar solo es hospedándote en hostales, en estos establecimientos encontrarás habitaciones compartidas en las que pagas por la litera que vas a usar.

Viajas sin tu propio camarógrafo

Aquí es posible que las chicas me entiendan mejor este punto. ¿Qué es un viaje sin tomarse fotos? Más que hablar solo de fotos, es hablar de las mejores fotos, en los mejores lugares con la iluminación ideal, la pose que uno quiere… ¿me estoy haciendo entender?

En el momento que decides viajar solo olvídate de que tienes quien te acompañe a dónde sea y el tiempo que tarde hasta obtener la foto que quieres, sino que tendrás que pedirle a otras personas que te tomen las fotos y no todos tienen las habilidades artísticas o la paciencia para tomar la foto tal como tú quieras.

No te salvas de los encargos y souvenirs

Sin importar si viajas solo, en pareja o en grupo debes estar preparado para los encargos de tus amigos y  familiares quienes más de una vez te pedirán que les compres algo del destino al que viajas. El que te paguen por ello o no ya no es mi problema.

Lo mismo pasa con los souvenirs o recuerdos de viaje, en tu casa y trabajo esperan que lleves algo a los demás luego de que regresas de viaje, lo peor de todo es cuando no compras los suficientes y tienes que dar los recuerdos a escondidas para que otras personas no se sientan mal porque no les llevaste nada.

Olvídate de compartir equipaje

Hay personas que llevan más equipaje que otras. Algunas personas solo llevan la cantidad de ropa justa y necesaria así como solo los accesorios que necesitan para sobrevivir en su viaje mientras que otras son más “cautelosas” con la que llevan y empacan más juegos de ropa, accesorios que “quizás” necesites entre otras cosas que nunca van a utilizar durante su viaje.

Si te ubicas dentro del segundo grupo de personas de seguro que le has dicho a alguno de tus acompañantes para hacer que pesen juntas sus maletas para que no se den cuenta que tienes exceso de equipaje o incluso le pides que lleve parte de tus cosas en su maleta.

Cuando viajas solo no puedes pedirle a alguien que te de parte de su espacio en el equipaje sino que debes aprender a llevar solo lo permitido.

Facebook
YouTube
YouTube
Pinterest
Pinterest
Instagram